nereidas y lobos de mar

La chica que quería ser cualquier otra.

La chica que quería ser cualquier otra, nunca se conformó con ser como cualquier otra chica…

Ella siempre aspiró, desde que era una cría, a ser la mejor en todo y nunca dejó de intentarlo. No valían las comparaciones con cualquier otra chica de la calle, con aquella niña del cole, con sus vecinitas o primas. Ella siempre quiso ser mucho más que ellas. Más alta, más guapa, más rica, más sexy, más dulce…

Pero no tuvo más remedio que pasarse la vida observando a las demás chicas para saber en qué o cómo, de qué forma o manera, podía llegar a ser mejor que ellas. Por eso cuando vino a darse cuenta se le había pasado rápido la infancia, primero intentando averiguar quién quería ser y luego, mientras construía en secreto su ideal de perfección. Así que en la efervescente adolescencia no tuvo más remedio que contener sus impulsos de nuevo y perfeccionar sus habilidades para convertirse en sombra. Observar en silencio, como cuando las leonas salen de caza, siempre atentas a cualquier indicio de peligro…

Pero es difícil hacerse invisible cuando no eres la chica que quería ser cualquier otra. Para ella llegar a ser nada para todos era la opción más adecuada por el momento, pero en muchas ocasiones tuvo que aguantar burlas, bromas e insultos… hasta que estuviera preparada para mostrar al mundo que podía ser la mejor, tenía que esconderse de todos aquellos que no la entendían. Pero nadie es siempre invisible. “En el fondo su violencia, no es más que miedo”, pensó muchas noches al volver a casa escapando por los pelos de la violencia primitiva que reina en las calles.

Pero era de firmes convicciones, así se lo propuso y así lo cumplió. Para muchos se volvió invisible, leyó mucho, se fijó en todos los detalles y los fue apuntando de forma sistemática en sus libretas, uno por uno. La forma ideal para su corte de pelo; los complementos que mejor le sentarían a su estilo; qué tipo de zapatos le favorecerían más; que sí falda o pantalón… Los cuadernos empezaron a engordar con los recortes que iba coleccionando entre las viejas revistas que recogía en la peluquería de su madre.

Pero el tiempo pasó, su cuerpo fue cambiando aunque ella seguía buscando, soñando… Trabajo ayudando a su madre, a sus amigas, en la tienda de Pedro, recogió sus ahorros… Maldito dinero necesario para todo. Se privó de muchas cosas en busca de su sueño. No salía de casa y por eso fue perdiendo los pocos amigos que le quedaban, cansados de ir a buscar alegría y encontrar una sombra obsesionada. Aun así, nunca cedió en su empeño, sabía que luego cuando lograra sacar de dentro quien era realmente, irían a buscarla en procesión para adorarla como la gran mujer que sería… al fin reconocida por todos.

Y llegó el día. La cita estaba concertada y todo preparado para que la chica que quería ser cualquier otra, la que se había pasado la vida soñando y sacrificándose, dejara de ser Andrés para convertirse en Andrea. Al menos, la anestesia le dejó una hermosa sonrisa en la cara, pensó su madre al volver a verle…

Andrea murió en la mesa de operaciones después de toda una vida de sufrimiento, aguantando insultos, burlas y golpes. Un curandero de tercera en una ciudad perdida en la selva Brasileña tuvo la culpa por una mala anestesia.

Ni siquiera su madre llegó a entenderla nunca y tan sólo a duras penas, cuando falleció su padre, consiguió tolerar tener cerca su presencia en la peluquería. Es lo malo de no tener dinero, nunca puedes llegar a alcanzar los sueños que se venden envueltos en hermosos folletos de colores. Ella malvivió alimentando su triste esperanza con los sueños de papel brillante que recortaba y coleccionaba cuidadosamente construyendo su día a día a base de futuros imaginados. Ella tan sólo quería ser una chica, ser como cualquier otra chica, pero nació hombre por un simple capricho del destino.

Anuncios
Estándar
@mous_tache, krakens y sirenas

¡Nos hemos mudado!

Tras 6 meses desde que arrancamos la iniciativa de este blog colaborativo y tras superar ampliamente las expectativas iniciales hemos decidido ir un paso más allá. En este tiempo han escrito en este blog más de 70 autores y hemos recibido más de 125.000 visitas.

dekrakensysirenas se ha convertido en una red social que albergará muchísimo más contenido en el que participará activamente la comunidad de usuarios en su generación.

No hay líneas maestras, dekrakensysirenas es participativo y evolutivo. “El cielo es el límite”.

A partir de ahora todo el contenido lo podrás encontrar aquí:

dekrakensysirenas.com

Te animamos a que formes parte de nuestra comunidad y participes en “la taberna”.

Créate una cuenta en el nuevo de krakens y sirenas

Te estamos esperando.

Estándar